6 libros que quiero releer en 2017

lunes, 20 de febrero de 2017



En este mundo acelerado, lleno de novedades, es raro el poder hacer relecturas. Abocados como estamos a leer las novedades que salen en el mercado editorial y sin tiempo para poco más, las relecturas quedan relegadas al "cuando tenga tiempo" o a algunos momentos puntuales en los que el libro nos llama poderosamente. Hay gente que directamente detesta las relecturas. A mi me encanta volver a adentrarme en un libro que me gustó y aunque es verdad que con la cantidad de libros por leer que tengo en la estantería  se me olvida, cuando era más pequeña solía leerme los libros que me gustaban tres o cuatro veces. ¿Por qué no recuperar, aunque sea poco, este placer de reencontrarse con un viejo amigo? Con la excusa de que ahora Goodreads deja apuntar todas las relecturas, he hecho una lista de libros que me gustaría volver a leer este año: 

La novela de Genji de Murasaki Shikibu
Empezamos fuerte, con una novela de 1600 páginas. Pero cuando leí La novela de Genji, apenas había leído otras novelas japonesas y sabía mucho menos que ahora (que sigue siendo poco, pero bueno). Además, tengo un par de libros de teoría de literatura japonesa que me gustaría ir consultando a la vez que hago esta lectura más exhaustiva y profunda. Ya os iré contando qué tal, seguramente la comparta en El peso del aire.

Embassytown de China Miéville
Una de las cosas que más recrean una lectura es cuando alguien conocido lee el libro por primera vez. Mangrii leía hace poco esta novela y como había sido yo la gran impulsora de que lo leyera, me iba comentando qué le parecía. Y tengo que reconocer que verlo disfrutar tanto me hizo recordar como yo había disfrutado con la novela y aunque solo hayan pasado un par de años, me entraron muchas ganas de volver a leer Embassytown.

Kafka en la orilla de Haruki Murakami
Pese a que está en la lista, no estoy muy segura de que al final lo lea. Hace tiempo que tengo ganas de releer los libros de Murakami que más me gustaron, un poco por las mismas razones que las que me llevan a releer a Murasaki, pero también porqué los últimos libros que he leído del autor han sido más bien decepciones. Siento que necesito reconciliarme con él leyendo los libros suyos que más disfruté en su momento. Y aunque esto es una arma de doble filo y quizá descubro que no me gustan tanto ahora, espero realmente que me gusten tanto (o más) que la primera vez que los leí. Kafka en la orilla y Crónica de un pájaro que da cuerda al mundo son mis dos libros preferidos, así que me he decantado por el más corto (y el que hace más tiempo que no leo).

Persuasión de Jane Austen
Una vez al año me gusta releer alguna novela de Austen. El año pasado fue con Mansfield Park, que es justamente el libro que menos me gusta de la autora. Este año quiero releer el libro que más me gustó de ella. Para mi leer a Austen es como volver a casa y se me hace tan fácil y familiar que normalmente solo necesito una tarde de domingo para leerme el libro entero. Además así aprovecho y lo compro, que es el único libro de la autora que no tengo.

The road de Cormac McCarthy
Cuando leí este libro me impresionó muchísimo, pero tengo que reconocer que hace mucho de esta lectura y ahora solo me acuerdo de las impresiones que me dejó. Sé que es un libro postapocalíptico durísimo y tengo muchas ganas de volver a sufrir como sufrí la primera vez. Dentro de este pack también entraría Nosotros de Zamiatin, una distopía que disfruté mucho en su momento y que hace tiempo que tengo ganas de releer. 

Harry Potter de J.K. Rowling
Seguro que os sorprende ver este libro (bueno, esta saga) en la lista, pero Harry Potter es el libro que más veces he leído en mi vida (11 veces, que no son pocas). Tengo ganas de leer los libros en inglés (aunque eso significaría seguramente comprármelos, así que ya veremos) y aunque sé que tiene muchos fallos (sobre todo narrativos), que Harry es un personaje super plano y que seguramente no lo disfrute tanto como cuando era pequeña, este libro significó tantísimo para mi cuando era pequeña que me gustaría volver a verlo desde un punto de vista más maduro. Son muchos libros, pero antes los leía de un tirón en 3-4 días, así que quizá aprovecho unas vacaciones para volver a Hogwarts.

Y hasta aquí la lista. No suelo hacer una lista de relecturas básicamente por que los pocos libros que he releído desde que estoy en blogger han sido más bien lecturas improvisadas, de esas que te apetecen de repente sin que te lo esperes y no puedes hacer otra cosa que leer el libro. Pero releer para mi es un ejercicio tan interesante como leer un libro desconocido y a mi me gusta de la misma manera.

El gif no viene a cuento, pero sale un gato, así que tenía que ponerlo xD.

Cuentos desde el otro lado de varios autores

jueves, 16 de febrero de 2017



Una de las editoriales que más colaboró y expandió el #LeoAutorasOct, por no decir la que más, fue Nevsky libros. Hicieron ofertas para los que quisieran comprar libros de autoras de su catálogo, hicieron promoción de la iniciativa y, allá por la misma época (aunque creo que eso fue más casualidad) sacaron esta antología, Cuentos desde el otro lado. La antóloga es Concepción Perea y en el libro podemos leer a muchas autoras, por lo que era un libro ideal para sacar en octubre. Y aunque estuve dudando mucho entre comprarme este o uno de Starobinets, al final me decanté por la antología, pues siempre apetece leer relatos.

Dejadme caer en el tópico de decir que todas las antologías son siempre irregulares: Que es muy difícil que todos los cuentos gusten al lector, sobre todo cuando son antologías que unen a autores tan diferentes entre sí y con estilos tan variados. Cuentos desde el otro lado reúne muchos de los escritores de género españoles actuales y conseguir una línea de unión con tanta gente es difícil. Aunque la antología hable del "new weird" o la literatura extraña, es un género tan amplio y tan subjetivo que cada autor lo ha interpretado a su manera y por lo tanto tenemos relatos que parecen más de ciencia ficción, otros más de fantasía urbana y otros que casi no parecen de género. El subtitulo, el hecho de que sea una antología de "new weird" es una arma de doble filo. Por un lado le da variedad a la antología, pero por otro le quita cohesión y al final quedan relatos sueltos que no acabas de entender porqué están en la antología.

Una selección tan amplia de relatos tiene que tener, por la fuerza, puntos débiles, relatos que no brillen tanto como otros. Pero también tiene relatos que apasionan como el de Guillem López o el de Juan Cuadra o relatos que increíbles como los de María Zaragoza, Cristina Jurado, Susana Vallejo o Marc Pastor. Sin embargo, otros relatos no me han acabado de convencer o, directamente, no me han parecido que siguieran la línea de lo que me esperaba que fuera la antología. Al final, cada relato tiene su propia personalidad y su propio género y aunque se echa de menos una regularidad en la calidad de los relatos, es divertido ir descubriendo como cada autor ha interpretado la temática de la antología.

En conclusión, para mi es una antología irregular, pero a su vez, creo que es una apuesta interesante y que se debería hacer más en el mercado editorial español. El unir varios escritores de relatos, el hacer antologías con un tema o género en mente y unir autores ya conocidos con autores que aún están haciendo su hueco en el género español... no solo es importante, sino también muy necesario y que haya editoriales como Nevsky haciendo ese paso es una muy buena noticia.

Otras reseñas de este libro:
Sagacomic
Dreams of Elvex
Donde acaba el infinito

Leer en corto: 5 relatos de amor y desamor

martes, 14 de febrero de 2017



¡Es San Valentín! Ains, no me gusta San Valentín. Y eso que soy una romántica empedernida, pero también soy una catalana empedernida (¿se puede ser catalán empedernido?) y para mi la fiesta del amor por excelencia es Sant Jordi. Al igual que hice el año pasado, quería hacer una lista (esta vez de relatos) de cuentos para los haters de San Valentín. Pero al final, me ha quedado una lista de cuentos de amor y desamor y creo que sigue siendo muy apropiado para la festividad. Así que ya sabéis, podéis elegir los románticos o los más gore... eso ya queda en vuestras manos.

Hungry Daughters of starving Mothers de Alyssa Wong
La verdad, no creo que este relato pueda ser considerado romántico, pero sí que habla de un tipo de amor, un amor hambriento y necesitado que siente la protagonista hacia sus víctimas. Sin embargo, y aunque no sea un relato romántico, sí habla de las nueva formas de amor actuales. Y el relato en sí está tan bien escrito que lo recomendaría en cualquier lista, para ser sinceros. Lo podéis encontrar online en Lightspeed magazine o, pronto, en la antología de Dark Fantasies de Sportula.

Tongtong's Summer de Xia Jia
Leí este relato recientemente y pensé: tengo que ponerlo sí o sí en la lista. En este caso sí es un relato de amor convencional, pero no amor romántico como el que nos venden en San Valentín, sino amor familiar, el amor que siente una nieta por su abuelo. El cuento es precioso y el tono de ciencia ficción solo le aporta ese toque bonito que necesitaba el relato, pero sin él funcionaría igual, pues el trasfondo de esta historia es un amor que hace milenios que existe. Lo podéis encontrar en la revista Clarkesworld o en la antología de Invisible Planets.

Si fueras un dinosaurio, amor mío de Rachel Swrisky
Estoy segura de que os he hablado de este relato más de una vez. Seguro. Y la verdad, me da igual, por que es de lo mejorcito que he leído nunca. Un relato corto, en forma de poema, una historia preciosa narrada líricamente... Se lee en 5 minutos, pero te destroza durante días. Ya sabéis que lo poco que he leído de esta autora (solo dos relatos) me ha fascinado y que tengo muchas ganas de leer más. Este es quizá el "relato" más romántico de la lista, a excepción del de Tim Pratt, pero cuando lo leáis (o si lo habéis leído ya) veréis que el amor siempre va de la mano de la tristeza. Lo podéis encontrar, también, en A la deriva en el mar de lluvias y otros relatos de Sportula.

Algoritmos para el amor de Ken Liu
En este relato se trata sobre todo la inteligencia artificial y las finas barreras que la separan de la consciencia humana. Sin embargo, también habla del amor, del amor de una madre hacia un hijo y también de como la pérdida puede afectar al amor romántico. Los personajes de este relato vagan a la deriva, sin llegar a encontrarse pues, como dice la misma frase, los separa un abismo. Un relato preciosísimo de Ken Liu que podéis encontrar en A la deriva en el mar de lluvias y otros relatos de Sportula.

Romance científico de Tim Pratt
Vais a tener que perdonarme, por que he puesto otro poema y además, este es puramente romántico. Pero no he podido resistirme. Hacía tiempo que lo había leído y no me acordaba bien como se llamaba, pero ha sido volver a encontrarlo en la página de Cuentos para Algernon, que he necesitado ponerlo en esta lista. Si buscáis algo verdaderamente romántico, si tenéis pareja y queréis dedicarle algo... esta es vuestra mejor opción. Es de esos poemas/relatos que te sacan una sonrisa y te calientan el corazón. Lo podéis encontrar traducido por Marcheto en la página de Cuentos para Algernon.

Anochecer de Isaac Asimov y Robert Silverberg

viernes, 10 de febrero de 2017



Asimov fue, para mi, una de las puertas que me condujo a la literatura de ciencia ficción. Una manera muy clásica de entrar en este tipo de literatura, pensaréis, pero la verdad es que siempre me ha gustado mucho. Uno de los libros que leí suyos fue una antología de relatos en los que estaba Anochecer, el relato en el que se basa la novela de la reseña de hoy. Y desde que descubrí que Silverberg (un autor que por entonces no conocía) había novelado esa historia, que tenía intención de leerla. 

Anochecer arranca de una premisa muy interesante: Un planeta que orbita alrededor de seis soles nunca conoce la oscuridad: sus habitantes no saben lo que es la noche ni las estrellas que se presentan en el cielo nocturno. Sin embargo, una vez cada 2000 años el anochecer llega y con él, el derrumbe de todas las civilizaciones ante la ausencia de luz.

Asimov parte de esta idea para crear un cuento fascinante en el que la civilización se enfrenta a esta noche y la locura que conlleva. Sin embargo, la historia ampliada por Silverberg coge esa misma idea y nos lleva a unos años antes de este anochecer, al mismo anochecer y a unos días después de la locura. Este libro, dividido en tres partes, tiene más o menos interés. En la primera parte vemos como los personajes, a través de diferentes disciplinas (arqueología, psicología y astrofísica) van conociendo el eclipse que provocará la oscuridad y a partir de aquí, Silverberg explora como se desarrolla la sociedad alrededor de este hecho, la religión, la prensa y los universitarios.

Sin embargo, leyendo este libro me he dado cuenta de que la historia funciona muchísimo mejor como relato. Y es que Silverberg lo único que consigue aportar es información de relleno que hace perder el interés y que descentra el tema del que Asimov hablaba más condensadamente en el relato. Esto se ve sobretodo en la última parte, que debería ser la más interesante pero que, excepto el final, se hace lento y pesado y pierde mucho el interés de lo que es una premisa fascinante.

Narrativamente no tiene problemas y el hecho de estar dividida la historia en varios personajes le da un carácter coral que mejora mucho la historia, pero como he dicho antes, nada quita esta sensación de estar leyendo el relleno. Quizá he tenido esta sensación más fuerte por haber leído el relato previamente, pero toda la novela acaba pareciéndome innecesaria.

En conclusión, si tenéis ganas de conocer a Asimov, os recomiendo que os adentréis antes en sus cuentos, pues tiene historias muy interesantes, y que dejéis esta clase de libros (historias basadas en los relatos de Asimov) para el final. Y no es que Anochecer sea un mal libro, sino que queda eclipsado totalmente por el relato del que parte.

Otras reseñas:
Crónicas literarias
El mundo de Yarhel

La gracia de los reyes de Ken Liu

lunes, 6 de febrero de 2017



Los que ya me conocéis de hace un tiempo sabréis que bebo los vientos por Ken Liu. Es uno de mis escritores de relatos preferidos y todo lo que he leído de él (o casi todo, que nadie es perfecto) me ha fascinado. Por eso le tenía muchas ganas a La gracia de los reyes pero, por otro lado, también me daba cierto respeto. Al haber leído solo historias más centradas en la ciencia ficción, temía que una historia de fantasía épica clásica como es La gracia de los reyes no me gustara tanto. Pero no tenía de qué temer.

La gracia de los reyes es una novela épica está ambientada en Dara, un archipiélago de varias islas pequeñas rodeando una grande. Antiguamente estaba dividido en Tiro, diferentes países cada uno con su propia personaldad, pero hubo una guerra larga y sangrienta en la que el emperador Mapidéré logró imponerse a los demás Tiro y unificar el país. A través de elementos típicos del género como batallas épicas, intrigas palaciegas y luchas de reyes y dioses, Ken Liu relata esta primera parte casi autoconclusiva de la trilogía "La dinastía del Diente de León".

Liu utiliza estos elementos de una forma muy inteligente, pues le otorga a su novela un carácter casi mitológico en la forma de narrar la historia. Con la presencia de un panteón de Dioses que interfieren y opinan sobre el desarrollo de la trama y con capítulos narrados de manera que se marcan las partes importantes de la trama, más que desarrollarse sobre ellas, la idea que transmite es la de una novela narrada oralmente, que recuerda tanto a los clásicos griegos como a las epopeyas chinas. De esta manera, la trama, aunque importante, pierde protagonismo frente a otros elementos a los que parece que el autor le da más importancia y ese carácter es uno de los encantos del libro. Con escenas magnificas y otras que parecen más bien escenas de leyenda, la trama del libro es muy redonda, con un inicio y un final muy marcados (pese a que es una trilogía, el libro puede leerse independientemente del resto). 

Pero lo mejor que hace Liu en esta novela son dos cosas: Por un lado, la construcción del mundo, basada en la china de la dinastía Han: La presencia de filósofos y estudiosos, la importancia de las hierbas e inciensos, la mitología, los modales y costumbres, las comidas... toda la novela nos da una imagen de la antigua China como pocas novelas de fantasía han conseguido y a su vez, se reinventa con el silkpunk: Máquinas que en vez de vapor usan seda y bambú, pero que no desentonan sino que están integradas en la estética y avance tecnológico de la época. Aunque al libro le falta alguna descripción de ambientes, la mayoría de Dara nos la podemos imaginar gracias a la cultura china de la que bebe el libro.

Por otro lado, los personajes. Los personajes de La gracia de los reyes son personajes bien construidos, llenos de matices. No es que Garu Kuni o Mata Zyndu estén trabajados solamente, sino que el resto de elenco de secundarios tiene un trasfondo igual de interesante. Uno de los leiv motiv de la novela y de las cosas que más me han gustado es la importancia de las consecuencias de los hechos y como el poder transforma a las personas. Es uno de los temas que afecta a todos los personajes y cada uno acaba pervirtiéndose de una manera u otra al poder que les ha sido concedidos, pero de una forma siempre muy realista y sobre todo, muy coherente. Por que si algo es este libro, es coherente con sus personajes. Y aunque hubiera preferido que algunos personajes como Jia, Gin o Risana tuvieran algo más de protagonismo, la historia tampoco se resiente de esta falta. 

En conclusión, La gracia de los reyes es un libro que merece mucho la pena. Aunque tiene algunos "pero", lo he disfrutado mucho y lo he leído de un tirón, totalmente absorbida por la historia que Ken Liu estaba contando. Sigo prefiriendo ese Liu de los relatos de ciencia ficción que me fascinó con Mono no aware, pero el Liu que escribe novelas de fantasía épica también me ha conquistado. 

Otras reseñas de este libro:


La mala dona de Marc Pastor

viernes, 3 de febrero de 2017



Cada vez que leo a Marc Pastor me sorprende la facilidad que tiene para conquistarme con solo palabras. Ya sé que es lo que normalmente hace un escritor, pero el manejo que tiene el autor catalán con el idioma se hace cercano y muy disfrutable. Después de leer L'any de la plaga y varios de sus cuentos, me decidí a leer La mala dona y a conocer la faceta más políciaca del autor. 

Esa historia se adentra en los callejones de una Barcelona de principios de siglo XX, una Barcelona que aún recuerda la sangre que corrió por entre los adoquines durante la Semana Trágica y que ha ahora se ve azotada por otra tragedia: las desapariciones de niños, normalmente niños de prostitutas y huérfanos: desapariciones que nunca son denunciadas a la policia. Moisés Corvo, bebedor, putero e inspector de policía, seguirá la pista a todas las desapariciones, recorriendo de punta a punta la capital catalana buscando a la que llamaron "vampira del carrer Ponent".

Enriqueta Martí i Ripollés es la protagonista de esta novela, un personaje que existió realmente y que tuvo en su haber la muerte de muchos niños hasta 1913, cuando murió en la cárcel. Marc Pastor se nutre de esta historia y la hace suya, dibujando con palabras las calles de Barcelona por las que paseaba Enriqueta y llevándola a su terreno con el personaje de Moisés Corvo, algo que no solo me parece extremadamente acertado, sino que le da ese toque de realismo a la historia con el que el autor juega constantemente. Aún así, hasta los que no sepan quien fue Enriqueta Martí pueden disfrutar de la novela, pues Marc Pastor juega con su personaje de manera que mantiene la intriga para cualquier lector.

Marc Pastor no solo usa al personaje histórico de Enriqueta como uno de los puntos fuertes de la novela, sino que haciendo que el narrador sea la Muerte (o el Muerte, pues él mismo se define como ente masculino) que permite un punto de vista omnipresente y a su vez, nos da las características de un narrador con personalidad: La Muerte opina, juega con le lector y con la situación, se traslada y hasta interacciona con los personajes y se convierte en un personaje más. Un narrador fiable que a su vez no lo acaba de ser del todo.

Sin embargo, para mi lo que hace este libro tan especial es la manera en la que Marc Pastor introduce al lector dentro de la ambientación y lo sumerge hasta ahogarlo. Esta inmersión es casi total y la oscuridad que rodea la trama y a sus personajes acaba calándote mientras lees sobre Corvo, Malsano (su compañero), Enriqueta, Bocanegra o otros personajes que van apareciendo en el libro. La forma de escribir de Pastor es ideal para este tipo de ambientación densa y tenebrosa. Una novela que te hace sentir incómodo sin que apenas se vea una gota de sangre, pues no necesita una sangría para mostrarte lo retorcido de los personajes. 

En conclusión, La mala dona ha sido una experiencia mejor de lo que me esperaba. No es el primer libro de Marc Pastor (podéis leer también la reseña de "L'any de la plaga"), pero aún así me ha sorprendido lo mucho que me ha sumergido en la historia. Como siempre os digo, si tenéis la oportunidad (y podéis) de leerlo en catalán, hacedlo sin dudarlo, pues es ese idioma el que retrata mejor los personajes y la ciudad de Barcelona). Si queréis saber un poco más de la historia de Enriqueta Martí, en las reseñas que os dejo a continuación hablan más concienzudamente de la historia que hay detrás de este libro y mucho mejor de lo que yo lo haría:

Otras reseñas del libro:

Proyecto Celsius 232 Vol 2017

lunes, 30 de enero de 2017


Aún quedan meses para que llegue julio, pero el Celsius ya está presente en mi cabeza. Quizá sea por que ya he reservado habitación, quizá por que no quiero que me pille el toro como el año pasado, pero entre Alex (Donde acaba el infinito) y Daniel (Boy with letters) hemos decidido preparar un proyecto de lectura que irá evolucionando a medida que vayan anunciando los invitados al festival. Ya se han anunciado algunos autores muy interesantes y seguro que son solo la punta del iceberg de todos los que vendrán a Avilés este julio, así que... ¿por qué no empezar ya a leerlos? Os dejo la lista de libros que tengo pensado leer. En negrita están marcados los que leeremos y reseñaremos en conjunto y  el resto son los libros que yo he añadido por mi cuenta. También he añadido los libros que ya he leído con el enlace a su reseña, por si queréis leerla y saber un poco más de lo que me han parecido los libros ya leídos del autor. Espero poder leerlos todos. 

Joe Abercrombie
Filos mortales 
Los héroes
Antes de que los cuelguen
El último argumento de los reyes
La voz de las espadas[reseña]
Medio Rey [reseña]
Medio Mundo [reseña]
Media Guerra

Joe Hill
Fuego
Locke & Key

Ann Leckie
Justicia Auxiliar

Mike Carey
The girl with all the gifts

Bandinnelli
Escatología de andar por casa

Calamity de Brandon Sanderson

miércoles, 25 de enero de 2017



Empecé a leer a Sanderson gracias a Steelheart. No me esperaba que me gustara tanto (lo devoré en una tarde) y luego ese gusanillo por seguir leyendo al autor siguió creciendo. Y aunque sé que muchos os habéis introducido a su mundo por sus libros más conocidos (Elantris, Nacidos de la bruma, El camino de los reyes...) me alegro de haberlo descubierto a través de David Charleston y los épicos, pues es otra faceta de Sanderson igual de interesante. Es por eso que no podía esperar a leerme la conclusión de la trilogía. 

Si quieres luchar contra dioses, necesitas tener dioses a tu lado. Esta es un poco la premisa con la que Sanderson trabaja en esta última entrega de The Reckoners. Aunque es una idea que nació ya en el primer libro, este es quizá el que más la explota. En este libro vemos una nueva ciudad (un poco menos atractiva que las anteriores, todo sea dicho, aunque igual de original) y por lo tanto, conocemos nuevos épicos y nuevos personajes. 

Aparte de eso, el libro sigue un poco la estructura de los anteriores: un enemigo a batir, un equipo que trabaja unido y muchas escenas de acción. Y si habéis leído algo de Sanderson, sabréis que es un artista a la hora de hacer escenas de acción. Igual que pasó con los anteriores libros, la novela esta cargada de momentos de tensión, de planes de batalla y de peleas en las que tanto los poderes de los Épicos como los planes de los Reckoners enganchan fácilmente al lector. Lo que el autor ha tenido que ceder para poder hacer entrar toda la acción y toda la trama que quería en este libro es el desarrollo de los personajes. Exceptuando a Megan y David y Jonathan Paedrus, el resto del equipo o otros personajes que van apareciendo tienen poco protagonismo, algo que contrasta con los dos anteriores libros y que dejan una espinita al lector.

La resolución de la trilogía es interesante y responde muchas preguntas, pero también deja algunas sin respuesta. En algunos momentos se nota la mano del escritor detrás de la trama y el cambio de ritmo se hace algo exagerado al final, dónde está todo comprimido en unas 70 páginas (no habría pasado nada que el libro se alargara un poco más para extenderse en las escenas finales), pero en general es un libro que te deja con una sonrisa satisfecha. Además, como siempre las ideas de Sanderson son excelentes en cuanto a trama: Las realidades alternativas, los nuevos épicos (y sus poderes) o el tema de los miedos y las debilidades... como siempre, Sanderson demuestra que es un narrador excelente. 

Calamity ofrece lo que el lector espera después de haber leído esta los dos libros anteriores: acción, escenas divertidas (las metáforas de David siguen siendo igual de malas) y una resolución que deja el libro cerrado. Calamity no es el mejor libro de la trilogía. De hecho, no es es la mejor saga de este autor, pero tampoco pretende serlo: dónde Nacidos de la bruma muestra una historia seria y cargada de capas, Reckoners es una historia divertida y cargada de acción. Una historia de superhéroes y de poderes inimaginables. Y es esa sinceridad lo que se agradece de esta saga, una sinceridad que Sanderson plasma muy bien. Hoy Nova publica este libro, así que ya podéis conseguirlo en vuestras librerías.

Otras reseñas del libro:

Leer en corto: Diez relatos de humor

viernes, 20 de enero de 2017


Esta tercera entrada de Leer en corto tiene un par de sorpresas Por un lado, y como podéis leer en el título, hay el doble de recomendaciones que normalmente. La segunda sorpresa, relacionada con la primera, es que esta vez he pedido la colaboración de un experto en la materia para la entrada, Bandinnelli. Por si no lo conocéis, además de bloguero, historiador y afamado domador de hormigas, Bandinnelli es el autor de una antología de relatos de humor de ciencia ficción llamada Escatología de andar por casa. Ya veis que era el más indicado para ayudarme hoy. Esperemos que os gusten las recomendaciones y si necesitáis más, ya sabéis dónde preguntar. 

Desmadre en el Supermercado por Kris Dikeman
El relato de Dikeman dura lo que dura un suspiro, y aún así os prometo que te saca un par de carcajadas. Imaginaos el infierno que sería ir a comprar si los productos que compráramos fueran sinceros contigo. Bien, este paseo por el supermercado consigue eso y mucho más. El relato, escrito en primera persona, cede el protagonismo a ese supermercado mientras nos paseamos por todas sus estanterías. Un breve paseo, quizá, pero muy muy divertido. Lo podéis leer gratuitamente en Cuentos para Algernon, que como siempre Marcheto hace una faena impecable de traducción.

HELP FUND MY ROBOT ARMY!!! de Keffy R. M. Kehrli
Este es el nombre del relato que enamoró al editor John Joseph Adams, que cuando lo leyó decidió montar toda una antología con cuentos con su misma estructura (y autores como Mary Robinette Kowal o Tim Pratt). Un momento, ¿qué estructura?
El relato de Khehrli cuenta la historia de un científico que quiere construir su propio ejército robótico, y para eso monta un crowdfunding en Kickstarter. El Doctor Crushamous desgrana los objetivos a alcanzar, las recompensas (por ejemplo: "MY HEARTFELT THANKS. After I have taken over the world and repopulated most of it with my robotic creations, I will have your name written down somewhere".), comentarios de usuarios varios, y los updates del propio doctor. No os destripo más, solo añadiré que la antología incluye gatos asesinos (catassassins).
Dato curioso:  John Joseph Adams lanzó el proyecto vía crowdfunding ("Because how meta and cool is that?"). Podéis leer el relato de forma gratuita aquí.

Welcome to the Medical Clinic at the Interplanetary Relay Station | Hours Since The Last Patient Death: 0 de Caroline M. Yoachim
Voy a daros un pequeño consejo que os valdrá para la vida: Si Odo, de Sense of Wonder, os recomienda algo, leedlo. Podría dejarlo aquí, ya que como he dicho, Odo recomendó este relato en su blog. Sin embargo, voy a explayarme un poco por si no seguís mi consejo de arriba. Este relato rescata esos libros de "elige tu propia aventura" de una manera irónica y muy divertida y durante todo el relato te conviertes en un humano con un sarpullido muy chungo que intenta, desesperadamente, encontrar ayuda médica en esta clínica. Vale la pena leer primero el relato siguiendo la ruta que elijáis y luego, leeros los puntos que os habéis dejado. Pero aviso, después de este relato, puede que acabéis como yo, buscando todo lo posible que haya escrito Yoachim. Lo podéis leer gratuitamente en la revista Lightspeed.

Re: Re: Re: Re: Re: El microondas de la sala-comedor está haciéndole cosas raras al tejido del espacio-tiempo de Charles Yu
Jasper, de Gestión de Instalaciones, tiene un problema: un listo ha roto el microondas, y ahora el cosmos está en peligro.
Otro relato con un formato diferente, esta vez como una cadena de emails enviada por un empleado un poco apurado. Charles Yu firma un relato descabellado que tiene saltos en el tiempo, roturas de la estabilidad de la realidad y un burrito chamuscado. No sé qué más hace falta para atraer al público, la verdad, pero también puedo añadir que se lee en un periquete y que es jjjratis. Lo podéis leer en el blog de Cuentos para Algernon.

Los centinelas del tiempo de Javier Negrete
Hago un poco de trampa aquí, pues este relato es más bien una novela corta. Sin embargo, lo he añadido porque fue uno de mis primeros acercamientos al relato de humor. Negrete crea un mundo incómodo a través del humor y nos habla de la censura y de lo políticamente correcto en un futuro que, a veces, parece demasiado familiar. Una distopía que disimula, con toques de humor, una crítica muy interesante. Lo podéis encontrar en la antología de Mañana todavía, publicada en Fantascy y editada por Ricard Ruiz Garzón. 

Pasaje a Tranai de Robert Sheckley
"Sheckley está a la par de Philip K. Dick y Kurt Vonnegut como un investigador irónico de todo lo relacionado con la identidad y la naturaleza de la realidad." David Hartwell.
Sheckley es el maestro del relato al revés, y este relato es el mejor ejemplo. El protagonista huye de la Tierra porque está harto de la falsedad y del materialismo. Su destino es Tranai, un planeta que según se dice vive en una perpetua utopía en la que no existen lo crímenes, no se pagan impuestos, los matrimonios son felices y los políticos son honestos. Sheckley hila con facilidad cada uno de los asuntos que expone para darles la vuelta poco a poco, ante los ojos del lector. Aunque el relato es de 1955, y su producción se concentra en las dos décadas siguientes, Shekley sintentiza en sus obras muchos aspectos del ser humano, que expone de forma ácida e irónica. Podéis encontrar este relato en la antología del autor llamada Ciudadano del espacio, editada por Edhasa. 

Cat pictures please de Naomi Kritzer
Este relato, ganador de un Locus y un Hugo, nos muestra en primera persona la vida de una especie de IA obsesionada con las fotos de gatitos que intenta ayudar a las personas a su manera. Narrado de una forma muy inteligente y dejando pequeñas pero muy acertadas dosis de humor, Cat pictures please es un relato largo y muy ingenioso. Lo podéis leer gratuitamente en inglés en la revista de Clarkesworld Magazine o en español en la revista de Supersonic, traducido por Marcheto.

Cthulhu explicado a la yaya de Alex Shvartsman
Sylvia y su abuela Heide regentan una casa de empeños un tanto especial, y el último objeto que han adquirido es nada más y nada menos que Cthulhu dormido. Los compradores no tardan en aparecer, pero no siempre tienen el dinero para pagar ese objeto tan preciado, y Sylvia no tiene claro que todos puedan controlar al dios. Cada uno lo quiere para una cosa distinta, e incluso el gobierno se mete por medio. ¿Cómo se soluciona una situación así? Podéis leer el relato también en Cuentos para Algernon, aquí.

Solipist de Fredric Brown
Bueno, en general podría decir que la mayoría de las obras de Fredric Brown se adaptarían para estar en esta lista, pues es un autor conocido sobre todo por sus historias cortas de ciencia ficción humorística. Todos los que he leído del autor son historias muy cortas y con un giro final que suele ser el que saca brillo a la historia y Solipist no es una excepción a esta regla, así que no puedo contaros mucho de que va. Sus historias más largas son las más conocidas, pero a mi me gustan más las cortas, tienen una sensación de frescura que se pierde en las largas. Este y otros de los cuentos los podéis encontrar en antologías que se han publicado del autor, aunque están todas en inglés.

Hagas lo que hagas de Robert Shearman
El humor toma muchas formas, y se puede enfocar desde distintas ópticas. Shearman es un buen ejemplo de ello, ya que consigue dar forma a un relato en el que la tensión del humor está presente. Es complejo explicarlo, pero lo definiria de esa manera, como la "tensión del humor", como si la expectación que envuelve a una novevla de intriga apareciese, pero para rodear al humor y dejar al lector en una posición incómoda durante la lectura. Pura magia que tiene que ver con la muerte de un personaje que va al infierno y tendrá que lidiar con su compañero de habitación: el perro de Hitler. El relato se puede leer en "Homo homini lupus", publicado por Fata Libelli.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones, que vienen en ración doble gracias a la colaboración de Bandinnelli. ¿Habéis leído algún relato? ¿Os gusta la ciencia ficción de humor? ¡Hasta luego y gracias por el pescado!


Parque Jurásico de Michael Crichton

martes, 17 de enero de 2017



Empezamos el año un poco tarde, pero con una reseña que no imaginaba que llegara a escribir nunca para el blog. Sinceramente, Parque Jurásico no es un libro que nunca me haya interesado en exceso. Las películas de Spielberg me gustan, pero el libro me parecía muy palomitero y no tenía un gran interés. Sin embargo, por cuestiones estudiantiles, lo leí y la verdad es que pese a todos sus defectos, me ha gustado y me ha entretenido suficiente para dedicarle una reseña. 

John Hammond, un multimillonario aburrido, decide gastar parte de su fortuna en un parque de atracciones diferente: Gracias a la ingeniería de genética, logra hacer nacer dinosaurios de verdad. Para tranquilizar a los inversores del parque, decide invitar a varios de los expertos con los que anteriormente había consultado: Alan Grant, paleontólogo. Ian Malcom, matemático especialista en la Teoría el Caos. 

Parque Jurásico se ha de leer sabiendo lo que se encontrará uno. No hay grandes reflexiones ni una historia compleja que te absorba por su intrincada trama. Los personajes son algo planos y están colocados de manera que colaboren para ayudar en la trama y que esta avance, pero poco más (a excepción de Ian Malcom). Aún así, el libro tiene sus encantos y es que Parque Jurásico es un thriller rápido de leer, entretenido y que trata un tema biológico (y la ética detrás de este) interesante.

He rescatado a Ian Malcom porque es el único personaje que, aunque esté ahí para hacer su parte de la trama, como los demás, aporta además una parte de filosofía matemática interesante. Habla por Crichton, por supuesto, y el autor usa su voz para explotar la crítica que hay detrás del libro: La ética de usar la tecnología genética para jugar con la naturaleza y toda la historia acaba haciéndose eco de las teorías de Malcom.

El libro, que ha sido adaptado al cine de forma muy fiel por Spielberg (con la archiconocida Jurasic Park) tiene a su favor que engancha y que consigue entretener hasta a los que, como yo, han visto la película antes y saben bien que va a pasar. Por supuesto, las tramas están masticadas, la narrativa es más bien pobre y como he dicho los personajes son planos, puras marionetas del autor. Una novela comercial y palomitera que es ideal para cuando el lector necesita eso: que se lee de un tirón (pese a sus 500 páginas) y que deja un sabor de boca dulzón: nada muy intenso ni muy vívido, solo una novela más.

En conclusión, no es una gran novela que vaya a pasar a los anales de la historia como un clásico de la ciencia ficción. Parte de una premisa interesante (y que nos hizo soñar a todos de pequeños) pero no logra mucho más que eso. Sin embargo, si lo que estáis buscando es entretenimiento puro, Parque Jurásico es una buena opción. Desde un punto de vista científico (con el que lo he leído yo) también creo que puede tener cierto valor y aunque sea imposible clonar dinosaurios, es interesante hablar de la posibilidad de la clonación y de la ética detrás de esta y acercarla a la población de a pie.

Otras reseñas:
Papel en blanco
Un libro para esta noche